“Un cambio en la Dirección de la empresa convirtió el alemán en el idioma de gestión de mi trabajo”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Enrique Careaga es estudiante de alemán en Loga Idiomas y un experto en nuestros diferentes tipos de formación. Del idioma incorpora sus formalismos lingüísticos y, de su cultura, la proactividad y el respeto a los bienes públicos. Está convencido de que viajar y relacionarse con personas diversas es la clave para obtener una visión más realista del mundo. Le gusta despedirse diciendo “bis bald”.

¿Qué tipo de curso de alemán realizas en Loga Idiomas?

Desde hace un año recibo clases particulares en mi casa, aunque desde que comencé a estudiar en Loga Idiomas (en 2014) he probado diferentes modalidades. Inicialmente recibí clases en grupo en mi empresa y después individuales, aunque también en la empresa. La academia siempre ha sido flexible para adaptarse a mis necesidades.

¿Qué relevancia adquieren los idiomas en tu trabajo?

He estado 27 años trabajando para un grupo multinacional alemán. En el año 2006 hubo un cambio en la Dirección y el alemán se convirtió en el idioma de gestión de la compañía. Desde entonces, todas las reuniones en que participé y comunicados que recibí fueron en alemán. En la actualidad soy CEO de Industrias Alegre, una empresa proveedora del sector de la automoción de primer nivel.

¿Tienes que viajar por motivos laborales?

Sí, viajo dos veces al año a Alemania, Polonia y Rumanía.

Cuando participas en una reunión online, ¿te apoyas en recursos digitales como diccionarios o traductores para defenderte?

Como la mayoría de las reuniones las mantengo en español e inglés, no necesito apoyo extra. Lo más complicado para mí del alemán es interiorizarlo y conseguir hablar sin traducir antes al español.

Fotografía de Industrias Alegre
Industrias Alegre, vinculada al sector de la automoión, es la empresa de la que Enrique es CEO.

¿Has vivido malentendidos a consecuencia del idioma?

A veces haces un esfuerzo por decir algo en otro idioma y la persona con quien te comunicas no lo entiende. De repente, te sientes muy frustrado y algo ridículo. Siempre sucede cuando no tienes seguridad en un idioma extranjero.

¿Qué frase o expresión te ayuda siempre en reuniones importantes?

En alemán es importante usar frases formales y es muy habitual el usted. Además, empleo muchas frases para dar mi opinión y ofrecer agradecimiento.

Conversar con personas de otros países va mucho más allá del idioma. ¿Hay hábitos culturales que siempre tengas en cuenta?

De las personas alemanas he aprendido el respeto al bien ajeno y lo público. También el impulso de realizar aportaciones personales ante cualquier propuesta en el entorno laboral. Personalmente, creo que los idiomas han sido la base del progreso humano. Me he relacionado con personas de casi todo el mundo y me he dado cuenta de que solamente contando con nuestro entorno no obtenemos una visión real del mundo. Los seres humanos no somos diferentes por pertenecer a países distintos, tenemos realidades diversas y compartirlas es enriquecedor.

¿Viajas a otros países para perfeccionar tus idiomas?

Sí, he realizado varios cursos intensivos en Alemania y también he viajado por toda Irlanda practicando inglés.

¿Recurres a alguna otra táctica para mejorar el aprendizaje?

Intento leer todo lo que llega a mis manos en alemán y si tengo que comunicarme con alguien de Alemania lo hago en su idioma.

¿Qué tradiciones culturales, gastronómicas o históricas te han seducido?

Conozco muy bien la historia de Alemania y mi comida favorita es el Wiener Schnitzel, acompañada siempre de una cerveza Kölsch.

¿Cuál es tu palabra favorita en alemán?

Para despedir esta entrevista no podría ser otra que “bis bald” (Nos vemos pronto).

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram